¿Qué son los mobil home? ¿Merecen la pena?

Las mobil home se han vuelto muy populares en los últimos años y cada vez son más las personas que desean tener este tipo de vivienda. En algunos países europeos apenas están entrando; sin embargo, en Francia el crecimiento ha sido potencial en los últimos años y los propietarios están a gusto con su inversión.

Antes de extender un poco este tema, es importante que sepas que un mobil home no es una casa rodante. Estos son dos conceptos completamente diferentes. Dado que una casa rodante es un vehículo o medio de transporte que dispone de una estructura que se distribuye de forma tal que queden varios espacios no independientes y se le anexa un cubículo para el baño.

En el caso de los mobil home son verdaderas casas que se pueden transportar sin desmontar a otros terrenos. Además, no requiere de obras especiales para poder instalarlas, dado que solamente se acopla con el terreno y listo.

¿Qué son las mobil home?

Una mobil home es una casa prefabricada móvil que se puede transportar. Cuenta con un peso aproximado entre 2000 y 5000 kilogramos y es habitable por años. Según la calidad de los materiales de construcción duran más de 25 años y si se ejecutan acciones de mantenimiento preventivo, ese tiempo se alarga aún más.

Ventajas de los mobil home

Entre las ventajas más destacadas se encuentran:

  • Estas casas no requieren licencia de obras, lo que se traduce en menos papeleos, aunque se tiene que cumplir una serie de requisitos alternos.
  • Son completamente móviles y están dotados de un chasis de acero  galvanizado que se opera con un timón de arrastre y ruedas  neumáticas. Pero, no con ello significa que vas a estar rodando de ciudad en ciudad con la casa a cuestas.
  • El montaje de estas casas es sencillo, de hecho se puede extender en par días como máximo. Todo depende de las características propias de cada vivienda, y del clima.
  • Aunque el diseño y la estructura como tal no permite un segundo piso, es  posible unir un par de mobil home para más espacio. Por otra parte, están construidas por un sistema modular que encaja como un rompecabezas y queda completamente hermética.
  • El valor residual de estas casas es elevado, si decides mudarte a una vivienda convencional o comprar una más grande es fácil de hacerlo.

¿Merecen la pena?

Es importante recalcar que un mobil home, a pesar de ser habitable y que se usa como vivienda principal, no se considera un bien mueble, porque no figura dentro de la ley. Además, como tiene la cualidad de ser movible o transportable, el código Civil no acepta que las edificaciones que no estén unidas a los terrenos y que no cumplen los requisitos de construcción.

Sin embargo, debido al incremento de personas y las múltiples ventajas que ofrecen, se están evaluando a nivel legal algunas consideraciones. Se estima que en unos años se consideran un bien mueble con todos los beneficios de la ley.

No obstante, las mobil home están siendo reguladas y se identifican por el número de chasis y de placa, además que ya tienen un término asignado y se conocen como “vehículos habitables de recreo y residencias móviles”. Dicho esto, que quizás sea una limitante para algunos, pero para otros no, se puede afirmar que si merecen la pena la inversión.

Vivir en estas casas es igual de cómodo que las convencionales, con la diferencia que son sostenibles, ecológicas y se transportan. Si tienes la oportunidad de adquirir una de estas, no lo dudes, los costes de mantenimiento son mucho más bajos.

hogarefi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.