Diferencias entre ventanas de PVC y aluminio

Las ventanas y el material del cual están hechas es, con seguridad, un tema por el que nunca nos preocupamos hasta que tenemos que construir o remodelar la casa.

Por tanto, puede ser que en el momento en que te haya tocado escoger qué tipo de ventanas tendría tu hogar te vieras desorientado. En este artículo veremos dos tipos de ventanas muy comunes: las de PVC y las de aluminio y qué las diferencia.

A la hora de elegir una ventana…

Quizá la cuestión de qué buscamos en una ventana suene muy obvia, pero sí sucede que, por priorizar la estética de la fachada, en ocasiones olvidamos que la ventana también tiene una serie de funciones.

Por tanto, no debemos obviar que su objetivo primario es la iluminación. Piensa según la posición de tu hogar qué tanta iluminación natural recibirá para que la aproveches al máximo.

Luego hay que tener en cuenta la cuestión del clima. Las ventanas bien pueden usarse para ventilar o para impedir corrientes de aire. Por último, no pierdas de vista el factor vigilancia: con unas ventanas que te permitan ver tu perímetro puedes estar al pendiente de incidentes.

¿Qué diferencia el PVC del aluminio?

Mientras que el PVC es un tipo de plástico, el aluminio es un metal, son compuestos muy diferentes. El PVC es un tipo de plástico proveniente del petróleo que no conduce electricidad ni calor ni ondas sonoras. Es bastante ligero y susceptible a altas temperaturas. Al mismo tiempo resulta muy resistente a los choques y su vida útil es sorprendentemente larga.

En cuanto al aluminio, debemos saber que es un elemento natural conductor térmico y eléctrico. Tiene como ventajas ser reflectivo y no tóxico.

Ventajas del PVC

Actualmente las ventanas de PVC se cotizan muy bien en el mercado por sus numerosas ventajas. Para comenzar, este tipo de ventanas son un perfecto aislante para los países donde impera un clima radical, ya sea invernal o caluroso. Gracias a esto, si usamos calefacción o aire acondicionado en nuestra vivienda, los equipos encargados no se verán forzados.

En segundo lugar se destaca su durabilidad y resistencia. Si las instalas en tu casa no tendrás que preocuparte por su mantenimiento. Por último, pero no menos importante, el PVC es un material reciclable. Por tanto, si las usáramos estaríamos contribuyendo al bienestar del medio ambiente.

Ventajas del aluminio

El aluminio para ciertas estructuras es indispensable. Por ejemplo, si hablamos de un muro de ventanas amplias donde la caga de vidrio es muy fuerte y solo puede resistir con barras de aluminio. Por su característica de conductor, el aluminio es beneficioso en climas cálidos, para que esta sensación térmica penetre en la vivienda.

Al igual que las ventanas de PVC, las de aluminio no necesitan una revisión periódica puesto que naturalmente están protegidas contra el óxido. Una vez pintadas permanecerán así por un largo tiempo. Por último, las ventanas de aluminio tienen un precio inferior a las anteriores, y esto define mucho a la hora de comprar más de un producto.

¿Cuál elegir entonces?

Después de leer este artículo seguramente te has dado cuenta qué tan beneficiosos pueden ser ambos materiales en las condiciones adecuadas.

Por lo cual para escoger eficientemente qué tipos de ventana adquirirás ten en cuenta si la casa o el edificio en cuestión se someterán a un clima invernal o caluroso; si estará en una posición privilegiada respecto a luz natural o no; si tu presupuesto te permite ventanas de alto coste o no.

Finalmente, es importante que siempre compruebes que el material encaje con la estética de la fachada de la construcción.

 

 

 

hogarefi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.