¿Cómo poner el agua de la piscina cristalina?

Con la llegada del verano muchos se cuestionan como mantener el agua cristalina de la piscina. De esta forma, se puede disfrutar de ella de una manera más saludable.

Si hay algo en lo que toda persona se fija al llegar al área de la piscina, es qué tan pura se ve el agua dentro de ella. Puede que parezca que a muchos no les importa, pero la verdad es que sí.

Si se trata de higiene, una concentración clara y pura representará una mejor visión. Por esta razón, a continuación, te damos cuatro consejos para que mantengas el agua de la piscina cristalina.

Sigue las instrucciones y mantén el agua de la piscina limpia

¿Quieres mantener el agua de la piscina cristalina? Sigue los siguientes consejos para lograrlo.

Ajustar el nivel de cloro o pH

El nivel de cloro o pH de la piscina es una medida de acidez que debe tomarse en cuenta a la hora de la desinfección. Para una alberca, el nivel ideal es de 7.4 pH, ya que este es el mismo que se encuentra en los ojos y membranas de los seres humanos.

Si el nivel de transparencia del agua en la piscina no es el adecuado, seguro se trata de un mal cálculo de cloro. Lo ideal es que este se encuentre entre 1 y 1.5 ppm. Se debe destacar que el cloro y el pH no son lo mismo. No obstante, trabajan en conjunto.

Limpiar el filtro

Si no se hace de manera constante o de la forma adecuada, la arenilla podría juntarse en los filtros de la piscina y lograr que el agua tome un color diferente al indicado. Aunque es cierto que el filtro no debe limpiarse de manera repetitiva, lo ideal es hacerlo cada seis meses o al menos antes de la temporada de verano.

Mantener limpio el fondo y la superficie de la piscina

Es una de las partes más complejas. La limpieza profunda de la piscina amerita que la misma sea vaciada. En el caso de estar sucia en la parte superior (hojas o cualquier otro objeto que se mantenga flotando), lo ideal es apartarlo y listo. Sin embargo, si en lugar de la superficie hace mucho que no se limpia el interior, lo mejor es vaciar la piscina y fregar el suelo desde una punta hasta la otra.

Filtrar el agua

Uno de los pasos más importantes es la filtración del agua. La piscina debe ser filtrada al menos 8 horas diarias, estas horas puedes dividirlas en dos partes de 4 y 4.

Una vez se hayan seguido los cuatro consejos, lo más probable es que la piscina tenga agua cristalina. Por otra parte, si nada de esto ha funcionado, lo mejor es buscar ayuda profesional, de modo que pueda revisar el agua y fijarse si el problema es con ella y no con la alberca.

Otra opción viable es el “tratamiento de choque”. Este consiste en duplicar la cantidad de cloro para desinfectar y aclarar la piscina. Algunas de las ventajas de este tratamiento son evitar:

  • Acumulación de algas
  • Malos olores
  • Irritación en los ojos

No obstante, este último debe ser tomado en cuenta. Puesto que el nivel del cloro en el agua estará por encima de lo habitual, algunas personas pueden presentar quejas por enrojecimiento en la piel u ojos. Por ello, la importancia de consultar con expertos que puedan ayudarte sobre los tratamientos y procedimientos correctos.

 

hogarefi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.